Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Celebraciones Navideñas

noviembre 22, 2008

navidad-thumb1

Como cada año, se acerca nuevamente la época de Navidad.

Esta época es muy notoria ya que es tradicional que las ciudades se cubran de vistosos y luminosos adornos, que nuestras casas se cubran con luces de colores, que en todos los centros comerciales se coloque un enorme árbol de navidad, etc.

Pero ¿alguna vez nos hemos preguntado cuáles son los orígenes de esta fiesta tradicional?, ¿por qué ponemos escarcha como adorno en nuestro país si no es común que nieve en esta parte del mundo?, ¿desde cuándo se celebra la festividad de navidad o de año nuevo en el mundo?…

Éstas y otras preguntas se nos ocurrieron a nosotras, por lo que decidimos incluir toda la información que encontramos sobre todos nuestros símbolos navideños tradicionales.

Si vemos el origen de cada uno de ellos y cómo se introdujeron en nuestro país hasta hacerse tan comunes, nos podremos dar cuenta de que estas costumbres que nosotros celebramos de manera casi automática es una mezcla de diversas culturas y algunas de ellas muy distintas…

Así que podemos afirmar que nuestras fiestas decembrinas están formadas por un conjunto de elementos de distintas culturas, que por diversos factores como las prisas, el trabajo, e incluso la costumbre de utilizarlos, pocas veces nos percatamos de ellos.

En nuestras siguientes páginas podrás conocer algunos aspectos muy interesantes sobre nuestras costumbres decembrinas…

¿Cómo son las Posadas en la Actualidad?

noviembre 22, 2008

Armados de sarapes y jorongos traídos de casa, y tazas de ponche caliente recibidas a la entrada (junto con un paquetito de silbatos, serpentinas, una velita y una hojita de instrucciones), los espectadores se arrebujan en las graderías del convento de Tepotzotlán enfrentando como pueden el frío invernal de las noches decembrinas y el corretear de los habitantes del pueblo que, convertidos en actores por una noche, llenan el lugar de pastorcitos que quieren ir a Belén, diablos y diablas que no los dejan y arcángeles -que por alguna ignota razón vienen vestidos de romanos y usan larga peluca de rizos rubios- enfrentados en una lucha de todos contra todos en la que finalmente triunfa el bien, aunque le cuesta unos cuantos espadazos a caballo y otros tantos rebuznidos de un asno que haciendo honor a su nombre no acaba de aprenderse su papel. Aquí todo sucede de bulto, de mentiritas y en rima: las canciones, las ingenuas picardías del texto, las tonterías del “bato” y las desesperadas arengas de una viejita que ya quiere que todos lleguen rápido a Belén, quizás para terminar de una vez y tomarse otra taza de ponche.

La obra termina frente a las figuras de José y María que luego son llevadas en andas a pedir posada. El público sigue su procesión y se divide: casi todos quedan afuera con los “peregrinos” y unos cuantos permanecen adentro. Todos encienden sus velas y cantan lo que viene en sus hojitas. Mientras tanto, rompiendo récords de velocidad, los mismos habitantes del pueblo -esta vez convertidos en meseros- contagian a las gradas su capacidad de mutación y las transforman en mesas, cubriéndolas luego con manteles. Los que cantan afuera no lo notan, pero los que están adentro se van poniendo en posición de “en sus marcas listos…” para correr a apartarse un buen lugar antes de que la voz de “entren Santos Peregrinos” se deje venir el hambriento gentío y no alcancen las mesas. Este es el final y lo más sabroso.

Tras de haber atormentado un buen rato a la concurrencia con deliciosos aromas provenientes de quien sabe dónde, aparecen por fin los causantes: pozole con especias, tamales, tacos delgaditos; dulces mexicanos: pirulis, colación y buñuelos con miel, desfilan sin cesar y sin cesar son engullidos, hasta el empalagamiento, por un público que ya pago su boleto y quiere aprovecharlo bien, y por los ángeles y demonios que ya sin alas ni colas olvidan pronto sus diferencias y se sientan juntos, dispuestos a darse un atracón.

Cuentos y Navidad…

noviembre 22, 2008